Otro Golpe frustrado de la oposición: De Avengers a Pollitos en Fuga


Nota: Carlos Matute Ron – Periodista – Venezuela


FRACASO TOTAL

Los héroes están en televisión, en el cine, en las historietas. Son fantasías. Y recientemente se estrenó una nueva entrega de la saga de Avengers, una especie de reunión de súper héroes en las que mueren, reviven, y siempre luchan por la justicia. Ha de esperarse que tras ese reciente estreno, mucha gente mediatizada a través de este cine ideológico, se haya sentido identificado y, por qué no, hayan asumido el alter ego de algunos de los personajes.

En la Venezuela Bolivariana, el día martes 30 de abril, la gente de Voluntad Popular, principal partido político que promueve la salida vía injerencia de Nicolás Maduro de la Presidencia de la República, inició a muy tempranas horas de la mañana la ‘’operación libertad’’, adelantándose a los planes generales que la dirección opositora en general tenía para el miércoles, es decir, primero de mayo y día internacional del trabajador para realizar una marcha y con ella conseguir la salida hacia Cuba, Rusia o Irán de este régimen terrible que (no) les reprime cuanta parafernalia guerrerista vienen montando desde el 2014.

Así, en la cuna de Bolívar, un descendiente directo del mismo, más prototipo de modelito tercer mundista de Zara o Brshka, Leopoldo López, lider principal del mencionado Voluntad Popular, salió de la reclusión de cárcel domiciliaria burlando los sistemas de seguridad locales (cosa que como vemos, no es tan difícil) y se fue hasta el Aeropuerto de La Carlota, hacia la zona este de la ciudad, muy cercano a Altamira, donde está ubicada la célebre Plaza Francia (no la del disco ‘’Honestidad Brutal de Calamaro’’), donde una y otra y otra vez, desde el 2001, viene reuniéndose la oposición para salir de Chávez en una etapa y ahora de Maduro en esta otra.

Los denominados hoy día en este posmodernismo poderoso como fake news, anunciaban que dicha base había sido tomada por militares afectos al proto-Obama y diputado en fuga Juan Guaidó (si, el que se autodenomina Presidente de Venezuela, y que nosotros llamamos White-Dog). Lo cierto, que si bien habían asediado dicha base aérea, en términos militares, una operación de dicha magnitud necesita en la realidad, de una logística y base social; por otro lado, de una táctica y una estrategia que asegure que cualquier acción a realizar sea militar y no militarista y que sea acompañado por lo político, dado que sin esta razón, se tergiversa el sentido de la acción.  

En ese sentido, ya a media mañana los muchachones pagados por los estadounidenses habían no solo fracasado como intentona golpista sino nuevamente visto frustradas sus ganas de salir en televisión como los redentores libertadores del siglo XXI, más al estilo del capitán América que de Bolívar por supuesto.

Y una vez más, los loquitos de siempre, las capas de la clase media disociada y arrimados tarifados de turno, salieron a alguna que otra calle, a trancarla y quemar cauchos, en lo que se parece más a una sesión de picnic guarimbero que una protesta social: faltos de consignas, escasos de ideas, sin siquiera pancartas, y por supuesto, con la bandera nacional al revés. Así no digo toman el cielo por asalto.

Mientras todo esto ocurría, sectores sociales, políticos, culturales, afectos al gobierno, salieron a la calle como aquel 13 de Abril de 2002, porque el que está picado de culebra, cuando ve bejuco brinca. Y así, el centro de Caracas y rumbo a Miraflores, fue tomado por la Marea Roja que caracteriza las multitudinarias concentraciones del oficialismo.

Una vez más, no solo triunfó la paz sino que además de ello, queda totalmente demostrado que ese sector opositor de ultraderecha le está haciendo daño a la democracia en Venezuela al no asumir posiciones políticas reales en contra del gobierno, sino a favor de un desastre que a juro y porque sí desean que ocurra: el derramamiento de sangre necesario para los rituales de sus jefes, los mafiosos jázaros. Y por otro, que el grueso sector de las Fuerzas Armadas Nacional Bolivariana y la Guardia Nacional están en el camino constitucional, evitando a toda costa un desastre.

A estas horas, Leopoldo López, vinculado a la CIA abiertamente, debe estar junto a su esposa, la señora Lilian Tontori (perdón Tintori) viendo Juego de Tronos desde la embajada chilena en Caracas, a la cual le pidieron asilo ipso facto. Cosas de héroes. De White-Dog, poco se sabe a estas horas, porque las malas lenguas dicen que él es como el Zorro: desaparece sin dejar rastro. En tanto, nuevamente los militares bisoños que cayeron incautos en las promesas de Voluntad Popular, no tuvieron otra opción que entregarse a sus respectivos comandos, aduciendo que habían sido engañados por estos buenos amigos de la democracia a lo estadounidense. Así las cosas, a esta hora deben tener todo el cuento echado para adelante y para atrás, y de seguro que con los bananos verdes que les dieron como paga habrán hecho los típicos tostones, para paliar la hambruna terrible del régimen fidelista-maoísta-leninista-chavista.

Y como en definitiva lo que mal nace mal acaba: el aventurerismo terminó mal. Quedaron no como ‘’Avenger`s’’, sino como la animada infantil de ‘’Pollitos en Fuga’’. Oh Ché Guevara, qué han hecho con tu guerra de guerrillas.

Los articulos del diario La Humanidad son expresamente responsabilidad del o los periodistas que los escriben.

FOTO: CNN

Spread the love

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email
Facebook
Facebook