Colombia: LA GUAJIRA PARA ANTE LA INDIFERENCIA

Nota: Jesús Santrich y Benedicto González M. -Colombia

Junio 26 de 2019

Transitar por las vías de La Guajira es un desafío. Recorrer los 160 Km que van de Riohacha a Valledupar implica 4 horas de viaje sin seguridad vial; que mejor ejemplo para dibujar el abandono y olvido Estatal al que ha sido sometida la tierra de “Francisco el Hombre”. Razón de sobra tienen los guajiros para decretar un paro que ya comienza a sentirse en el país. 

Los Guajiros protestan porque saben que se proyecta construir seis peajes entre Valledupar y Riohacha, pero los impuestos no se reflejan en el mantenimiento de la carretera. Los peajes en Colombia son concesiones a favor de operadores privados que responden a compromisos políticos y electorales. Total legitimidad tiene la protesta de los Guajiros. 

Son más de 30 años de explotación minera a cargo del Cerrejón y las multinacionales Xstrata, Anglo American y BHP Billiton. Extractivismo que ha desangrado la región, ocasionando despojo violento de los territorios ancestrales, reasentamientos inviables, desnutrición y muerte de los niños y niñas Wayuu. La minería a cielo abierto genera un incontrolable impacto social y ambiental. Según datos de la Agencia Nacional Minera, la minería generó regalías por 313.000 millones de pesos en 2018; sin embargo, los beneficios sociales no impactan en las necesidades básicas de la población. La Guajira se moviliza justificadamente. 

El panorama económico y social que se vive hoy en el departamento es desolador. La universidad pública (Uniguajira) desfinanciada, la salud en condiciones precarias y un índice de desempleo que supera los dos dígitos (11%). La solución que anuncia el Gobierno de Iván Duque es el incremento de la extracción mineroenergética, sacrificando el manantial de Cañaverales y amenazando con la practica del fracking el corregimiento del Tablazo. En un departamento donde la población padece y muere por escasez de agua y alimento, la minería a cielo abierto y el fracking son un crimen de Estado. 

Respaldamos la legítima y justa lucha del pueblo guajiro. Lamentamos que hasta el momento el Gobierno haya ignorado las exigencias de sus habitantes. La única manifestación del Estado que hasta ahora han visto los guajiros, es la represión a través del ESMAD. Invitamos a la dirigencia política del departamento de La Guajira a respaldar el sentir de las comunidades, que en este paro se juegan su futuro. 

Señor Ivan Duque, el pueblo Guajiro necesita soluciones, no represión. 

Foto: las2orillas

Los articulos del diario La Humanidad son expresamente responsabilidad del o los periodistas que los escriben.


Spread the love

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email
Facebook
Facebook